El origen del sistema verbal narrativo

La representación no tiene hablante y todo es potencialmente presente. La actualización la hace el lector. El lector está en su presente, como lo está el emisor en su hablar. El presente del lector, persona real, es el acto de su lectura o su contemplación, ante él desfila lo representado. Como la lengua de la representación no la produce un enunciador hablante, no existe relación entre hablante-lengua o hablante-oyente. Es atemporal.