La representación no narrativa

En la escena los personajes hablan, gesticulan y se mueven. Los actores encarnan a los personajes, hacen sus “papeles”. Pero los actores cuando están representando su papel no hablan  con el público de la sala. No lo hacen porque su papel – el personaje que representan - no se lo permite. No pueden ser ellos mismos, son su personaje. Viven en el  mundo del escenario;  fuera de él están los espectadores que contemplan y sigue los acontecimientos del mudo representado.