La dualidad incompatible: hablar y representar

Los discursos fundamentales son el hablar de la comunicación con lenguaje y el representar, que consiste en confeccionar un objeto con palabras. Estos discurso son incompatibles, como lo son el decir y el hacer. Si se representa no se habla. Y si en el hablar se representa el pasado, la representación se inicia hablando, y puede mantenerse un tiempo, pero este hablar se descompone, es una dualidad presente pasado es inestable. La relación temporal que se establece en la conversación ordinaria entre el presente (el hablar actual) con el pasado (la representación del suceso ocurrido), se disocia. De los dos elementos solo quedará uno: si se mantiene la comunicación y se vuelve al presente, continúa el hablar, pero si la representación ocupa todo el cuerpo de la actividad, la comunicación desaparece, y resulta una actividad con lenguaje diferente, sin comunicación, una acción confeccionadora de representaciones. Los elementos, hablar y representar se disocian, Y cuando el suceso se disocia deja de ser pasado.

Sigue leyendo “La dualidad incompatible: hablar y representar”